EN MUJERES ADULTAS LA MAYORÍA DE LOS CASOS DE HEPATITIS, ISSSTE

La prevención y la vacunación son esenciales para el combate de la Hepatitis, por ello la Delegación del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) en el Estado de México, mantiene campañas permanentes de identificación temprana en pacientes con este riesgo.

La hepatitis es la inflamación del hígado causada comúnmente por virus clasificados en cinco: “A”, “B”, “C”, “D” y “E”, que pueden generar infecciones agudas y crónicas que tienen como síntomas: coloración amarillenta en la piel y los ojos, orina oscura, fatiga extrema, náuseas, vómito y dolor abdominal, entre otros. 

En el marco del “Día Mundial contra la Hepatitis”, que se conmemora cada 28 de julio, el Instituto recordó que entre las principales actividades preventivas de sus servicios médicos se encuentra el uso de sangre segura y de material desechable, en especial el relacionado con eventos punzocortantes o quirúrgicos.

Además, en las clínicas de primer nivel de atención se capta a los derechohabientes que pudieran ser seropositivos asintomáticos, ya que este padecimiento puede ser silencioso por varios años.

Como parte de las acciones en educación para la salud y protección, el ISSSTE aplica dosis contra la Hepatitis “A” en niños que acuden a las Estancias de Bienestar y Desarrollo Infantil (EBDI’s), y contra la Hepatitis “B” en menores de un año, según el esquema básico de vacunación, así como en adultos hasta los 39 años de edad.

Autoridades médicas detallaron que el predominio de la hepatitis en el ISSSTE, se registra principalmente en mujeres (60-70 por ciento), siendo el rango de edad más frecuente, entre los 40 y 60 años de edad. La tipo “A” afecta a menores de entre 10 y 15 años de edad, mientras que la tipo “B” a los adultos jóvenes.

Para evitar este tipo de enfermedad se recomienda a los afiliados del ISSSTE y población en general, aplicarse las vacunas contra la hepatitis en sus tipos “A” y “B”;  seguir normas de higiene básicas; práctica de sexo seguro; evitar el contacto con sangre, agua y alimentos que pudieran estar contaminados, así como utilizar en la medida de lo posible, material punzocortante desechable.

Además, se recomienda que aquellas personas a las que se les haya aplicado alguna transfusión sanguínea antes de 1989, que tengan tatuajes o piercing (perforaciones en cualquier parte del cuerpo) o con un historial de numerosas parejas sexuales, acudan a su Clínica de Medicina Familiar para valorar la presencia o no de la infección.

El 28 de julio fue declarado por la Organización Mundial de la Salud como el “Día Mundial contra la Hepatitis” y se estima que en nuestro país la padece en promedio 1.5% de la población; por ello, los esfuerzos del Instituto para prevenir y brindar atención a su derechohabiencia, son permanentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.