Desvió de recursos en construcción del aeropuerto

La ASF emplazó a la administración federal a comprobar más de 338 millones de pesos destinados a la remodelación del hangar presidencial y el inicio de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.  El órgano de control detectó en la realización de las obras contratos de adjudicación directa, pagos indebidos al personal e improcedentes ajustes de costos, supervisiones sin realizar e incongruencias entre costos y trabajos ejecutados.

Tan sólo en la ampliación del hangar presidencial, la el órgano de revisión determinó la existencia de daños al erario por 139.3 millones de pesos. Y por la construcción inicial de la nueva terminal aérea calculó un posible daño al erario por 143.5 millones de pesos y, además, pidió aclarar otros 85.3 millones destinados a pagos de nómina. “En términos generales, el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México no cumplió las disposiciones legales y normativas aplicables en la materia”, señala el dictamen de auditoría.

Los contratos de obra pública y de servicios se adjudicaron directamente a empresas con proyectos caros y mal integrados, lo cual imposibilitó el cumplimiento de objetivos, además de generar un sobrecosto de 141 millones de pesos. Existe también una falta de comprobación de 85.3 millones de pesos en pagos de nómina. Asimismo, hubo dos contratos de servicios ambientales los cuales consideraron los mismos objetivos y metas por un monto de 1.4 millones; por ajustes de costos se dio un pago improcedente por 41.7 millones de pesos y se detectó la incorrecta integración de precios unitarios, al existir duplicidades, por 49.1 millones de pesos.

También se pagaron servicios no ejecutados por un monto de 39 millones de pesos, pagos improcedentes de estudios e investigaciones en los costos indirectos por 8.8 millones de pesos; no se acreditaron actividades de supervisión externa por un monto de 372 mil pesos, y se determinó incorrecta la integración de precios unitarios extraordinarios por un monto de 3.4 millones. Además, hubo pagos en exceso por duplicidad de conceptos, como pozos, demolición y retiro de escombro, por un monto de 1.3 millones de pesos.

Eso sí, corresponde al pueblo, a los mexicanos, ajustarse el cinturón y salir a gritar a las calles consignas contra Donald Trump.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.