Recomienda IMSS Edomex Oriente Evitar Zonas Frías, Húmedas y Boscosas Para Prevenir Casos de Hipotermia

Recomienda IMSS Edomex

Oriente Evitar Zonas Frías,

Húmedas y Boscosas Para

Prevenir Casos de Hipotermia

**Este padecimiento genera temblor incontrolable del cuerpo, somnolencia, mareo, dolor de cabeza, confusión y sudoración fría

**La población con mayor riesgo son los menores de 6 años de edad, adultos mayores y personas con enfermedades crónicas

Con los fríos invernales se incrementan los casos de hipotermia, padecimiento provocado por exposición a frío extremo que causa daños severos al organismo.

Así lo indicó la coordinadora auxiliar de Servicios de Prevención y Promoción de la Salud de IMSS Edomex Oriente, doctora María Trinidad Sánchez Ramírez, quien explicó que la hipotermia genera alteraciones fisiológicas como disminución de la circulación sanguínea, frecuencia cardiaca y respiratoria, así como un aumento de secreciones.

Advirtió que ante signos de alerta como temblor incontrolable del cuerpo, somnolencia, mareo, dolor de cabeza, confusión y sudoración fría se recomienda abrigarse inmediatamente, tomar líquidos calientes y dar aviso a los cuerpos de emergencia. Indicó que la población con mayor riesgo son los menores de 6 años de edad, los adultos mayores y personas con enfermedades crónicas.

La especialista exhortó a la población a evitar estancias prolongadas en zonas frías, húmedas, boscosas y muy ventiladas y recomendó el uso de chamarra, guantes, gorra, bufanda, orejeras y suéteres.

¿Qué hacer ante un probable caso de hipotermia?

  • Si se presenta cualquier síntoma de hipotermia, especialmente si esta inconsciente, somnolienta o muestra confundida, llame de inmediato al número de emergencias 911 o acuda a urgencias de su unidad hospitalaria.
  • Lleve a la persona a un área con temperatura ambiental superior a los 20 grado Celsius y cúbrala con mantas calientes. Si no es posible ir hasta un sitio cubierto, retirar a la persona del viento y use una manta para aislarla del suelo frío.
  • Cubra la cabeza y el cuello de la persona para ayudar a retener el calor corporal. Una vez bajo resguardo, quítele las ropas húmedas o ajustadas y reemplácelas por ropas secas. Caliente a la persona.
  • De ser necesario, emplee el cuerpo suyo para ayudarla a calentarse. Aplique compresas tibias en el cuello, el tórax, axilas y entre pierna.

Si la víctima está despierta y puede tragar con facilidad, bríndele líquidos dulces y calientes, sin alcohol, para ayudar con el proceso de calentamiento. Permanezca con la persona hasta que llegue la ayuda médica.

No use calor directo, como agua caliente, anafres, almohadillas eléctricas ni lámparas de calor para calentar a la persona. No le de alcohol, puntualizó la  especialista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.