Carnaval de Lorenzo Huitzizilapan, la Fiesta que Ilumina al Divino Rostro

Carnaval de San Lorenzo Huitzizilapan, la Fiesta que Ilumina al Divino Rostro

 

Con la llegada de la época de siembra los habitantes de la comunidad de San Lorenzo Huitzizilapan, en Lerma, se alistan para su tradicional carnaval. En su centro religioso, junto al edifiio delegacional, los juegos mecánicos están casi listos; mientras en la colonia Guadalupe, algunas cuadras más arriba, los artesanos preparan las piezas de pirotecnia que se quemarán este año.

San Lorenzo Huitzizilapan y el sincretismo de su carnaval

San Lorenzo Huitzizilapan se encuentra en la zona norte de Lerma, en la región conocida por los pobladores como “el divino rostro” o Sierra de las Cruces. En esta sitio abundan los cerros y montañas que esconden templos y santuarios donde se veneran figuras religiosas, pero, también a la misma tierra.

La de San Lorenzo es una fiesta llena de sincretismo, una celebración en honor al “señor del trabajo” conocida por sus toritos monumentales —piezas de varios metros de alto que representan el mal; con su quema simbolizan la purificación y con la llegada de la ceniza que antecede la Semana Santa cierra la festividad.

En la casa de Guadalupe Quintero, uno de los artesanos más reconocidos en la comunidad, el trabajo se encuentra en su etapa final: una treintena de “toritos” de todas las formas y tamaños se guardan bajo una lona que hace las veces de taller. En su patio se encuentra la figura principal de los festejos: un “torito” de 4 metros de largo.

Carrizo, papel maché, pintura y cartón se usan para elaborar estas piezas tradicionales, la hechura de los más grandes puede tardar hasta 20 días. Pero como los de San Lorenzo no hay otros y el trabajo para su elaboración arranca meses antes de la festividad.

Los toritos pirotécnicos listos para su aparición en el carnaval de Huitzizilapan / Fotos: Allison Galarza

Las costumbres en San Lorenzo Huitzizilapan han sobrevivido al paso del tiempo:

“…el tiempo no se detiene, el carnaval lo confirma, la identidad sí se afirma y cambiando se mantiene… el campo ya no retiene a quien la montaña habita…se pierde el idioma de antes, pa’l otomí no hay respeto…”. Como se explica en un documental Carlos Hernández Dávila, la fiesta en San Lorenzo arraiga un fortísimo sentido de identidad.

Tradiciones que defienden al pueblo de megaproyectos

Al igual que Xochicuautla, la herida por la devastación causada por la construcción de la carretera Toluca – Naucalpan se mantiene abierta. Sin embargo, la comida, la bebida, el baile, la pirotecnia, las danzas tradicionales —como la de los Huihuinches— mantienen el tejido social en una zona asediada por los megaproyectos.

Desde hace 15 años, estas comunidades se pronunciaron en contra del proyecto carretero que devastó innecesariamente hectáreas completas de bosque con la intención de habilitarlas para el desarrollo urbano. A pesar de los esfuerzos, el proyecto avanzó y finalmente fue concluido.

…a estos pueblos sobrevino la destrucción del paisaje, ¿quién le hizo a la tierra ultraje?, ¿quién financió el desatino? El progreso solo vino como bestia que no entiende que la tierra no se vende… Huitzi es un santo lugar que se ama y se defiende”, reza el narrador del documental.

Estatua de San Lorenzo que se alza en una de las colinas del pueblo / Foto: Allison Galarza

La festividad que comienza el próximo sábado va más allá de las atracciones vistosas para los visitantes curiosos; encierra un profundo significado para esta comunidad ubicada a los pies del “divino rostro”. Para quienes viven en San Lorenzo Huitzizilapan la necesidad apremia y la unión con los demás pueblos, a través de sus símbolos, podría hacer la diferencia que logre conservar la autonomía de esta zona cada vez más achicada por el progreso.

En San Lorenzo Huitzizilapan, tradiciones como la del carnaval los ayudan a resistir de la depredación de los proyectos que han devastado su bosque

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.