Diseñador gráfico debe proponer soluciones incluyentes para los discapacitados visuales

Proponer soluciones incluyentes para los discapacitados visuales, es tarea del diseñador gráfico, quien deberá basar sus propuestas en soportes publicitarios ya posicionados, advirtieron en la Universidad Autónoma del Estado de México, los especialistas María Eugenia Calvillo Villicaña, Alejandra Núñez Ramos y Pablo Alberto Cerda Luque, quienes reconocieron la importancia de contribuir en un mercado ávido de nuevas ideas de diseño.

Al hablar en conferencia sobre el Diseño Háptico: soluciones gráficas leídas a través de las manos, sostuvieron que cualquier soporte gráfico “tradicional” puede ser adaptado para transmitir mensajes en lenguaje braille: carteles, editoriales, etiquetas y mobiliario urbano, entre otros.

Al participar en el Coloquio Internacional de Diseño que organiza anualmente la UAEM, los conferencistas refirieron que ser discapacitado visual es tener una afectación directa de la percepción de imágenes en forma total o parcial, una disminución significativa de la agudeza visual o del campo visual, aun con el uso de gafas.

Destacaron que la Organización Mundial de la Salud sostiene que en el mundo hay aproximadamente 314 millones de personas con discapacidad visual, 45 millones de las cuales son ciegas; la mayoría de las personas con discapacidad visual tienen edad avanzada y aproximadamente 87 por ciento de las personas con discapacidad visual en el mundo viven en países en desarrollo.

En México, apuntaron, los discapacitados visuales con una afección no corregible representan 22 por ciento de la población, según cifras oficiales del INEGI, siendo ésta la segunda discapacidad en el país. Solo 10 por ciento de dicha población conoce y sabe leer el lenguaje braille en español.

Los especialistas de la Universidad Autónoma de Tamaulipas afirmaron que en la actualidad, el diseñador gráfico tiene como compromiso conseguir mayor equidad e inclusión social en sus proyectos; de ahí que las soluciones gráficas estén pensadas en ese sector de la población llamado discapacitado.

Lo anterior, dijeron, incluye satisfacer las necesidades de comunicación gráfica de toda la sociedad por medio de soluciones funcionales y estéticas. En este sentido, el Diseño Háptico -ciencia del tacto, por analogía con la acústica (oído) y la óptica (vista)- puede lograr que el diseño pueda ser percibido por ciegos y sugiere que para realizar diseños para ciegos es necesario estudiar su proceso perceptivo y cognitivo.

Los expertos concluyeron que estudios realizados sobre la percepción háptica han comprobado que se percibe cien por ciento de los objetos tridimensionales familiares; en tanto, otros estudios demuestran que se pueden aprender otras características importantes de los objetos, como textura, dureza, rugosidad, forma y tamaño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.