Carta del Jubilado a Del Mazo

Carta del Jubilado a Del Mazo
Gustavo Leal F..

Frente a los intentos del gobernador priísta Alfredo del Mazo para privatizar el Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (Issemym) la Asamblea estatal en defensa de la seguridad social comunica que jubilados, pensionados y pensionistas, a través de esta carta elevamos la voz en defensa de nuestros derechos de seguridad social y contra la corrupción imperante en el instituto. No podemos esperar más: que regresen lo que se robaron.

1. La seguridad social es derecho humano y no concesión gratuita de nadie. Es producto de la lucha por mejores condiciones de vida.

2. Ese derecho trata de la protección que se ofrece a los más vulnerables para asegurarles bienestar y garantiza servicios de salud y pensiones para vejez, invalidez, enfermedad, maternidad,desempleo, pérdida del sostén de la familia y accidentes de trabajo, entre otros.

3. Como jubilados, invocamos la progresividad aplicable a la seguridad social y nos pronunciamos en contra de cualquier medida semejante a la llamada Ley del Mazo que atente contra ella.

4. Daremos la lucha hasta las últimas consecuencias por fortalecer al Issemym, limpiándolo de la corrupción de los pasados 25 años. No tenemos duda: todos los gobernadores y sus secretarios de Finanzas del periodo son responsables de su quebranto y saqueo. Como activos que fuimos –dejando la parte más productiva de nuestras vidas para tener derecho a una pensión por vejez– nos duele que se abusara de todos nosotros. No nos extraña que nuestros fondos pensionarios pararan en el extranjero, en campañas del PRI o en usos gubernamentales mezquinos; éste es el origen de la actual descapitalización. Pero iremos a fondo contra la corrupción y no cejaremos en exigir que se finquen responsabilidades contra quienes los usaron indebidamente.

5. Nadie mejor que nosotros podrá defender nuestros derechos. Es el momento para enfrentar, jurídica, social y políticamente, todo intento de privatización. Llamamos a todos los trabajadores en activo para que con los jubilados defendamos esta posición. Porque la privatización de las pensiones a través de las cuentas individuales administradas por las Afore, de hecho y de derecho, desaparecería la seguridad social, es decir el compromiso constitucional del gobierno del estado de México de garantizar pensiones dignas para el retiro.

6.- Los jubilados somos el escudo de lucha y dignidad frente a quienes pretenden aniquilar la seguridad social desde el neoliberalismo. Con la privatización de las pensiones cuando se gana, ganan las Afore y cuando se pierde, pierden los trabajadores. Y vemos con gran preocupación lo que ocurrirá con las jubilaciones de la primera generación de las Afore. Somos contundentes: ¡no a las Afore!

7. Los jubilados sabemos que con la privatización de Del Mazo los más afectados serán los jóvenes. Pero es también una derrota para todas las generaciones. ¡No podemos darnos el lujo de no luchar!

8. No nos equivocamos: todas las reformas al Issemym en éste siglo son contrarias al interés de los trabajadores. Incluso para los jubilados que pagamos una cuota obligatoria mayor y que ha sido declarada ilegal por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). Buscaron obtener mayores ingresos incrementando cuotas/aportaciones y elevando la edad de jubilación. Nunca pretendieron eficientar servicios de salud o fortalecer el sistema solidario de reparto. La Ley del Mazo, propuesta por el actual gobernador hace tres años fue el agravio más severo al derecho de seguridad social: privatizaba las pensiones y liquidaba el sistema solidario de reparto; introducía la figura del copago en salud; incrementaba las cuotas, la edad y restringía acceso a los servicios médicos, incluyendo los de alta especialidad. Nunca enfrentó la corrupción, el saqueo y la impunidad. Afortunadamente fue abrogada con el voto de los diputados de la 4T.

9. Los trabajadores en activo y los jubilados salvaremos al instituto. Salvo honrosas excepciones, los representantes de los trabajadores y jubilados en el Consejo Directivo del Issemym han sido incapaces de alzar la voz y defendernos. El gobernador los subordina, controlando sindicatos y designando sus liderazgos y como dice el presidente Andrés Manuel López Obrador, el cambio debe venir desde abajo; desde las bases y barriendo la corrupción de arriba para abajo.

10. Como jubilados, nos indigna que el gobierno pretenda nuevamente engañarnos con la iniciativa del gobernador para vender 22 predios propiedad del Issemym, desmantelando el patrimonio institucional y pretextando contar con recursos complementarios para fortalecer los servicios. Si se tratara de mayores recursos, lo mejor sería exigir el pago inmediato de cuotas y aportaciones millonarias que las diversas instituciones públicas adeudan al Issemym. ¿Por qué se han consentido estos adeudos que en 2017 sumaban casi 7 mil millones de pesos?

Por ello, exigimos que se realice una auditoría externa. La cruzada contra la corrupción del Issemym, ya está en marcha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.